Focus Group

El focus group, definido de una manera sencilla, no es más que una reunión de grupo donde se va a conversar o debatir acerca de un tema concreto. Hay un perfil clave que es el moderador, imprescindible para guiar al grupo durante la sesión. El moderador se rige por una guía de tópicos o guión de la reunión, elaborado previamente, donde se recogen algunas cuestiones, puntos y subtemas a tratar a lo largo de la sesión. 

En cuanto a los beneficios, esta técnica es muy recomendable porque es una de las formas más naturales para que las personas expresen sus opiniones, pensamientos y deseos. Es una mera conversación entre personas acerca de algo que tienen en común, por lo que no resulta excesivamente artificial ni cohíbe en absoluto a los participantes. Además de esto, el focus group tiene muchas otras ventajas:

-En relativamente poco tiempo podemos tener una gran cantidad de información.

-Permite conocer la realidad de diferentes personas y grupos y compararlos de una manera bastante sencilla.

-Es una dinámica bastante entretenida por lo que los asistentes suelen ser muy participativos.

-Es útil tanto en fases iniciales de un proyecto o investigación (fase de empatizar) como para corroborar hipótesis o realizar mejoras (fase de testeo).

En definitiva, esta técnica nos ayudará a conseguir toda la información necesaria, tanto para empatizar con el usuario o cliente y detectar los insights en la fase de definición, como para testear nuestro producto o servicio.

× ¿Cómo puedo ayudarte?